Cuando las cosas suceden. Festival de Venecia.

Por Marco Antonio Batta - 28 de Septiembre, 2007, 10:15, Categoría: Cultura y Sociedad

Cuando las cosas suceden

Marco Antonio Batta


El festival de Venecia, celebrado recientemente, fue para muchos críticos del cine una desilusión. Desilusión debida a la pobreza de contenidos, a las abundantes e injustificadas escenas de sexo y a la manipulación política. Simone Fortunato, periodista italiano, comentaba irónicamente después de asistir a una de las proyecciones: «al final de la película, hasta hubo aplausos…».

Afortunadamente también hay otros esfuerzos, más modestos es verdad, que apuntan a producciones "limpias" y con valores. Es el caso, por ejemplo, de «Cuando las cosas suceden», producción mexicana dirigida por Antonio Peláez.

Es una película bastante "rara". En primer lugar, porque el protagonista es un esposo que –pásmese– ¡quiere ser fiel a su esposa! Y esto a pesar de que no le faltan oportunidades para traicionarla.

Además, es un hombre religioso al que la contemplación de una imagen de Cristo le salva del suicidio. Algunos comentaban que el filme les parecía demasiado piadoso, con demasiadas referencias a Dios. Quién sabe. A mí más bien me parece que hemos expulsado tanto a Dios de nuestra vida cotidiana, que ya nos parece una exageración cualquier manifestación religiosa espontánea.

Otra ventaja de «Cuando las cosas suceden» es que la puede ver cualquier persona sin correr ningún peligro para su vida cristiana. Una cualidad bastante rara enícula no costó ni siquiera dos miora Laura Díaz confesaba: «Nuestra película costó lo mismo que un minuto de "Piratas del Caribe"». Esta limitación económica se hace sentir, sobre todo para quien está acostumbrado a producciones multimillonarias. Por ejemplo, no hay coches destrozados o se ven aquí y allá velados anuncios de los patrocinadores.

Otra limitación es el acartonamiento de algunos personajes. Con frecuencia y, sobre todo al inicio, hay reacciones desajustadas que te recuerdan que la persona está actuando. Sin embargo, la protagonista (Marcela Guirado) se mete totalmente en su papel y se convierte en el motor que hace avanzar la historia con fluidez, ayudada por la actuación –discreta al inicio y mejor al final– de Alejandro Tomassi; también hay otros personajes simpáticos que dan vida y amenidad a las escenas.

Existen otros aspectos mejorables, comprensibles en una primera producción y que el espectador fácilmente podrá descubrir.

La banda sonora acompaña las escenas de modo coordinado; música clásica, elegante, variada, que surge en varias ocasiones desde la misma película. Fue escrita por Antonio Rodríguez e interpretada por la Orquesta Sinfónica de Eslovaquia.

La fotografía resulta agradable a la vista. Las tomas de la ciudadscenas son luminosas y alegres. Los contornos de los cuerpos son suaves, sin asperezas, pero sin llegar tampoco a la confusión de elementos.

En fin, el mejor modo de formarse un juicio es, obviamente, ver la película. A mi parecer, se trata de un cine no perfecto; pero sí ameno, digno de nuestro apoyo y benevolencia y, sobre todo, muy prometedor.

Para más información: www.cuandolascosassuceden.com

El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog