Lo nuevo y lo importante

Por Manuel de la Hera Pacheco - 7 de Octubre, 2007, 11:00, Categoría: Opinión





Aragón Liberal. Hay dos formas, bien distintas, de darse cuenta de algo; una de ellas utiliza la velocidad y otra la serenidad. Hay quien juzga de la calidad de un tren por la estampa que ofrece cuando marcha a toda velocidad por una extensa llanura. Otros, sin embargo, estiman necesario someterlo a otras pruebas, incluso estáticas, antes de juzgar si reúnen las condiciones necesarias para el servicio de pasajeros a gran velocidad. La estampa de algo nuevo que sólo se puede ver de forma fugaz no proporciona su pleno conocimiento y éste es el que se necesita, tanto por cada persona como por el conjunto de la sociedad, no el otro.

Algunos informativos de lo que ocurre en el mundo suelen estar acuciados por la demanda - que hay en parte de la sociedad actual - de flashes, de destellos de colores vivos y tan potentes como sea posible; algo así como un continuo festival jaranero en el que todo surge y desaparece a gran velocidad, no dejando más que una sensación plana, sin profundidad, de lo ocurrido.

Con frecuencia se habla del relumbrón causado por lo que nos han servido y, sin embargo, no conocemos el fondo de la cuestión. Lo importante se desconoce pero damos pelos y señales de la novedad, de lo nunca visto, de lo que ha superado tales o cuales marcas de notoriedad, de escándalo, de llamativo y hasta de simplicidad, de falta de fondo útil, positivo y capaz de sustentar cualquier acción de futuro que tenga como meta la calidad de lo humano, la mejora del sistema de vida de la sociedad.

Un excelente periodista - entre otras capacidades más que demostradas - José María García Hoz, actualmente director de la "Gaceta de los Negocios", ha dado unas respuestas muy breves y llenas de sentido a lo que le solicitaba otro periodista. Afirma que la profesión de periodista es muy compleja y que, por ello, necesita sosiego porque con su labor ha de aportar sabiduría, capacidad de interpretación y análisis, con instinto de valoración y entusiasmo por encontrar lo importante. Antes - recalca - bastaba con buscar lo nuevo.

No estamos en época fácil para la vida de la sociedad. En cualquier lugar del mundo aparece, cuando menos, desconcierto e inseguridad y no son pocos los lugares en los que hay desatadas verdaderas tormentas que atentan contra el sentido de la vida, las tradiciones más veneradas, la dignidad del ser humano y su deseo de vivir y actuar con libertad responsable. Se intenta, incluso con medidas totalmente reprobables, apoderarse de la voluntad de los seres humanos haciéndolos esclavos de ideas y a veces hasta de caprichos de alguien.

Ante esa situación, de gravedad suma para la humanidad y con características específicas en cada lugar, es totalmente necesario que llegue a todo el mundo noticia de la verdad, tal como en cada caso sea, sin cohetería de relumbrón sino con la delicadeza de la sabiduría. No debe existir la más mínima ligereza en el análisis de la situación ni en la comunicación de esos resultados. La verdad no admite ligerezas. La verdad es siempre importante porque en ella se asienta la libertad y esto no es ninguna novedad.

Manuel de la Hera Pacheco.- 5.Octubre.2007


El Blog

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog