Me emocioné con España. 12 de octubre.

Por Manuel de la Hera Pacheco - 13 de Octubre, 2007, 0:11, Categoría: Opinión

Aragón Liberal. 13.10.2007. No a todo el mundo emociona un mismo hecho, ni tampoco es el mismo grado de emoción el que sienten unos u otros, pero tenemos en nuestro camino de la vida muchos motivos que captan nuestra atención, que nos apartan de cualquier otra consideración y hasta preocupación, logrando que todo nuestro sentir participe en aquello que está ocurriendo.



Del desfile de la Hispanidad

Para el Foro Aragón Liberal



Es un día de gran emoción


Cuando en hora temprana de la mañana se contempla a una madre que acompaña a sus dos hijos al colegio, se está contemplando un espléndido acto de entrega, de servicio noble y lleno de amor, de esa madre que empuja con decisión el carrito en el que va una niña, medio dormida, y agarrado a él otro de sus hijos, un niño que ahora ya está en su segundo año de experiencia colegial. Emociona ese espíritu, bien demostrado, de sacrificio y entrega.


Puede ser que esa escena, viva y real, pase desapercibida a algunas personas, por las razones que sean en cada una de ellas, pero ahí está, en toda su grandeza, mostrando la fe de una madre joven que está enseñando a sus hijos, bien pequeñitos, la necesidad de trabajar, de esforzarse - aunque cueste, aunque se tenga sueño, aunque haya que dejar los juguetes en casa - para llegar a ser útiles a la sociedad y no una carga para los demás. Así, en la labor de cada día y con el ejemplo personal, irá cuajando el espíritu de servicio de esos niños.


Emociona y se agradece en el alma esa entrega, ese espíritu de sacrificio, ese caminar por el camino duro de la negación de los caprichos con la seguridad de que merece la pena, con el convencimiento - aunque a esa tan temprana edad no lleguen ni siquiera a sospecharlo - de que si su madre - que tanto los quiere y los cuida - los coge de la mano y les hace caminar por ese sendero y con paso decidido, aunque sea en un carrito, es porque es bueno, porque lo necesitan, porque forma parte como pieza básica del sentido noble de la vida.


Hoy, viernes 12 de Octubre, cuando esto escribo, no he visto a esa madre joven con sus niños camino del colegio, porque es el día de la Fiesta Nacional; el día en el que todos los españoles nos sentimos más cerca que nunca a nuestra Patria. No los he visto a ellos pero sí he visto por TV el desfile de un conjunto de unidades de nuestras Fuerzas Armadas. He visto en ellas a nuestra gente joven, a esa juventud que día a día cuida de todos nosotros, los españoles de toda clase y condición, asumiendo muchos sacrificios; y se lo he agradecido.


He vuelto a ver en ésta gente joven y animosa, la estampa de la madre joven, y guapa, con sus dos hijos pequeños camino del colegio. He vuelto a ver la madre amorosa y siempre joven, la Patria, que lleva a sus hijos por el camino hermoso de la nobleza y del honor, por el camino en el que toda dureza y sacrificio hablan de servicio para la defensa de la libertad. Es un día de gran emoción el de la Fiesta Nacional, el de la Patria agradecida por el servicio de quienes la aman.


Manuel de la Hera Pacheco.- 12..Octubre.2007

El Blog

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog