A los mártires de la guerra

Por Jesús D Mez Madrid - 16 de Octubre, 2007, 17:00, Categoría: Opinión


Cartel que anuncia la beatificación de 498 mártires de la Guerra Civil

En Aragon Liberal 16.10.2007



Ante las opiniones de los que ponen en tela de juicio si son o no mártires los que serán beatificados, me parece aclaratorias las palabras del historiador Vicente Cárcel Ortí, autor de un libro sobre la persecución religiosa en esta época, el cual recuerda algunos datos en un artículo publicado recientemente


A los mártires de la guerra se les llama así porque murieron única y exclusivamente por motivos religiosos. No fueron caídos en acciones bélicas, ni víctimas de la represión política (...) Los mártires nunca fueron combatientes en el campo de batalla, pues no estaban en guerra con nadie ni hicieron la guerra contra nadie. Eran hombres y mujeres de paz (...) Tampoco fueron militantes de partidos políticos beligerantes, sino personas que desarrollaban pacíficamente su labor apostólica en las parroquias o en otros lugares: escuelas, colegios, orfelinatos, hospitales, asilos, leproserías... Lo mismo hay que decir de los seglares, hombres y mujeres, que estaban en sus casas desarrollando sus actividades normales o ejerciendo sus profesiones y fueron sacados violentamente para ser asesinados porque eran católicos fervientes (...)


Los sacerdotes y religiosos martirizados eran en su mayoría pobres, tan pobres o más que sus mismos asesinos (...) Las vocaciones sacerdotales y religiosas fueron tradicionalmente de extracción humilde en su inmensa mayoría y de la media burguesía en una reducida minoría. Para quien quiera entender, más palabras sobrarían.


Ante las opiniones de los que ponen en tela de juicio si son o no mártires los que serán beatificados, me parece aclaratorias las palabras del historiador Vicente Cárcel Ortí, autor de un libro sobre la persecución religiosa en esta época, el cual recuerda algunos datos en un artículo publicado recientemente


A los mártires de la guerra se les llama así porque murieron única y exclusivamente por motivos religiosos. No fueron caídos en acciones bélicas, ni víctimas de la represión política (...) Los mártires nunca fueron combatientes en el campo de batalla, pues no estaban en guerra con nadie ni hicieron la guerra contra nadie. Eran hombres y mujeres de paz (...) Tampoco fueron militantes de partidos políticos beligerantes, sino personas que desarrollaban pacíficamente su labor apostólica en las parroquias o en otros lugares: escuelas, colegios, orfelinatos, hospitales, asilos, leproserías... Lo mismo hay que decir de los seglares, hombres y mujeres, que estaban en sus casas desarrollando sus actividades normales o ejerciendo sus profesiones y fueron sacados violentamente para ser asesinados porque eran católicos fervientes (...)


Los sacerdotes y religiosos martirizados eran en su mayoría pobres, tan pobres o más que sus mismos asesinos (...) Las vocaciones sacerdotales y religiosas fueron tradicionalmente de extracción humilde en su inmensa mayoría y de la media burguesía en una reducida minoría. Para quien quiera entender, más palabras sobrarían.

El Blog

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog