MODAS DE NIÑOS Y PATRIA POTESTAD.

Por foro aragón liberal - 11 de Diciembre, 2007, 10:23, Categoría: Cultura y Sociedad

Aragón Liberal  11.12.2007. MODAS DE NIÑOS Y PATRIA POTESTAD.

 


Por: María del Mar Martínez Marqués

En fechas recientes recibí en el despacho a una cliente divorciada alarmada por que su hijo menor se había hecho un pearcing en el labio con autorización de su padre...



            En fechas recientes recibí en el despacho a una cliente divorciada alarmada por que su hijo menor se había hecho un pearcing en el labio con autorización de su padre. La cosa a primera vista no parece tan grave, me refiero al pearcing, pero cambia mucho si ese menor padece una excerocitosis hereditaria en virtud de la cual el niño corre más riesgo de infecciones que una persona normal. La enfermedad viene a consistir en que los glóbulos rojos se destruyen muy fácilmente, razón por la que a las personas que la padecen se les extrae el bazo para que no se destruyan con tanta facilidad. Con independencia de que nadie duda del "buen hacer" de los profesionales del centro en el que se hacen pearcing y tatuajes a niños, me refiero desde el punto de vista "médico" y, mediando, eso sí, la correspondiente autorización de al menos uno de los progenitores, que por cierto, puede ser falsificada muy fácilmente por cualquier menor astuto para conseguir sus fines, lo lamentable del tema es la incomunicación del padre con la madre, en este caso, sobre si era o no adecuada esta opción para el menor. Naturalmente, ha sido necesario requerirle a través del Juzgado para que en lo sucesivo consulte con la madre cualquier decisión que afecte a la estética y sobre todo a la salud de su hijo. Quién dice que pasado mañana se le antoja un tatuaje y también el padre lo consiente...  Ningún compañero de clase del menor lleva pearcing, no se vaya a pensar que la ocurrencia se debe a la influencia ambiental del colegio, sino que se debe simplemente a un capricho del menor, que no sabe todavía decidir por sí mismo cual es su interés. 


            No es la primera vez que ocurren hechos de estas características en hijos de padres divorciados. En otra ocasión me llamó soberanamente la atención el testimonio de un padre que en las visitas de fin de semana con su hija descubre que la niña, de corta edad, usa tangas. Al parecer su madre se los ha comprado porque todas las niñas de su entorno llevan. Con independencia de que han sido retiradas del mercado prendas sexys dirigidas a niñas, lo penoso es que algunos padres ceden a los antojos de sus hijos aunque no sean apropiados a su edad por la presión ambiental. Me gustaría saber si las hijas de los fabricantes utilizan lencería adecuada a su edad o no, porque en ambos casos estaría actuando de manera reprobable. Y lo mismo con los hijos del que le hizo el pearcing a este niño.


María del Mar Martínez Marqués

El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog