PENA DE MUERTE NO. Una esperanza de Navidad.

Por foro aragón liberal - 24 de Diciembre, 2007, 12:32, Categoría: Pro Vida

24.12.2007. Foro Aragón Liberal

PENA DE MUERTE NO. Una esperanza de Navidad.


Pena de muerte no.

Por: Javier Peña

Nos alegra a los redactores de Aragón Liberal esa luz que se abre al filo de la Navidad. Renacen caminos de esperanza para la humanidad, cuando las naciones votan mayoritariamente un rotundo "NO a la PENA DE MUERTE" en la ONU. Esto conlleva aminorar el delito. Pero hay otras penas de muerte a inocentes que no se han eliminado.




Quiero ser libre


PENA DE MUERTE

 

Una luz se abre al filo de la Navidad. Renacen caminos de esperanza para la humanidad, cuando las naciones votan mayoritariamente un rotundo "NO a la PENA DE MUERTE" en la ONU. Esto conlleva aminorar el delito. 


El dictamen de la conciencia es inapelable y no puede ser suspendido o abolido, sólo se logra sepultar bajo una montaña de pasiones o placeres que, con el paso del tiempo, reabrirán la herida y rebrotará la culpabilidad con más fuerza y furor por ser una pena no redimida. Entonces sólo cabe acudir a la clemencia, desde un auténtico y profundo arrepentimiento. No hay otra salida. También se puede volver a enterrar bajo mayores atrocidades. 


El mayor delito, el enorme mal que amenaza al hombre, es el que destruye el amor, porque va contra la esencia de su naturaleza y le incapacita para relacionarse. Comienza con una falta de consideración para sí mismo y para sus semejantes, continuará con una pérdida de la autoestima y progresará mediante las sinuosas ondulaciones de la murmuración, hasta romper en el fuerte oleaje de la calumnia. Una vez transgredidas estas fronteras del respeto y de la concordia, nada le impedirá al hombre llegar a la criminalidad del desprestigio, de la deshonra y del asesinato. Comenzará por rivales del mismo peso y acabará por segar la vida de cuanto le estorbe, seres indefensos que nada pueden hacer por salvar sus vidas. 


El aborto y la eutanasia son las señales más estridentes de haber rebasado todos los límites. Nos están indicando que, para asumir las nacientes esperanzas, hay mucho que corregir. Porque, aunque lo disimulemos, el aborto y la eutanasia son taimadas formas de matar y las penas más difíciles de redimir. Delitos que, primero no reconoceremos, y después seremos incapaces de perdonarnos; a menos que acudamos a la clemencia divina. 


Javier Peña Vázquez  *  Málaga

El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2007  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog